“El espíritu no muere cuando muere el cuerpo.
Escondido en el Corazón de cada Ser yace el ATMA, el Espíritu, el Yo; Más pequeño que el más pequeño de los átomos; más grande que los espacios más grandes”.

(Del Katha Upanishad, siglo VI a. de C.)

Hablar sobre las vidas pasadas, o sobre la razón del trayecto del Alma reencarnándose en vidas sucesivas, sobre el Espacio Entre Vidas, y otros muchos items que conforman este tema, sugieren a la persona que aborda este trabajo, estar abierta al sentimiento de la maravilla de la vida y al asombro que ella nos genera.

Estudiar ésta técnica, requiere de la persona, una investigación propia que la conduzca a corroborar por si misma, según sus propias vivencias, para luego poder comprender lo que nos dicen muchos médicos, psicólogos, psiquiatras e investigadores, que han escrito abundante material, luego de años de haber atendido cientos de casos que proporcionaron las bases para establecer lo que llamamos “comprobación científica”.

No únicamente podemos hablar de estudiosos e investigadores de este siglo. Si nos remontamos centenas de años hacia atrás encontraremos que este tema era tan común como lo es hoy el psicoanálisis.

Aun más lejos, las antiguas filosofías, tales como la budista, la hinduista y la tibetana (por nombrar las más conocidas) hablan detalladamente de ellas, como un suceso normal y necesario de la vida del Alma, abarcada en un Todo inseparable, y para su evolución.

Es a mi sentir necesario, que el estudiante de vidas pasadas, obtenga en principio (o bien a la par que estudia a otros), sus propias experiencias personales, para que su saber “le pertenezca”.

Es a partir de lo propio, que uno puede aprender a conducir al otro, sin inducir. A saber como ayudar a otros a sanarse o, a encontrar el conocimiento que está buscando.

No es difícil aprender las técnicas de la hipnosis consciente, ni como guiar a la persona a encontrarse en una vida pasada. Lo difícil, delicado y vital de aprender muy bien, es la conducción, el acompañamiento, “la NOTA” de la voz, el cuidado en transmitir un sentimiento de protección, comprensión y Amor.

Los beneficios del trabajo sobre nuestras vidas pasadas, son múltiples. Entre estos muchos, el primero en manifestarse normalmente, es la pérdida del miedo a la muerte y el nacimiento de un Amor nuevo hacia la Vida.

La persona que aborda este trabajo con responsabilidad, se da cuenta muy rápidamente que comienza a tener otra mirada hacia su propia vida, tornándose ésta tan vasta y rica en conocimiento, de lo que jamás antes hubiese podido imaginar.

Internándonos en lo más hondo del Alma, comenzamos a sentir y percibir otras dimensiones, vivas igual que ésta, plenas de información sobre el trayecto del Alma. Esto requiere entonces del sujeto, el respeto más sagrado. Reverencia por la Inteligencia inmortal, y fe en que el conocimiento le será revelado.

Comenzamos a transitar por nuestras vidas pasadas recopilando información. Esto nos llevará a la comprensión de muchas actitudes recurrentes, hábitos negativos, miedos incomprensibles, ideas obsesivas, fobias, depresiones, pesadillas recurrentes, insomnios, tensiones y dolores constantes en ciertas partes del cuerpo. Enfermedades respiratorias, parálisis totales en algunos casos, y momentáneas y recurrentes en otros.

Problemas que parecen psicológicos y en los cuales el sujeto ha trabajado en terapias de distintas escuelas, sin resultados. Problemas estos que parecen muy objetivamente venidos de una infancia, y/o adolescencia conflictiva; sin embargo luego comenzamos a ver claramente, desde dónde venimos trayendo los mismos conflictos sin haberlos resueltos.

Quizá de muchas vidas, y aún están aquí… esperando ser solucionados, trayéndolos una vez más para ser transformados y aprender de ellos. Muchas han sido pruebas que no hemos podido pasar airosos, o muertes abruptas, o en lugares y en situaciones que nos han ocasionado terror, o el sentimiento de no aceptación del momento que nos tocó vivir. O demasiado apego a lo material. O un gran amor hacia otra persona. Y tantas otras difícil de resumir en corto espacio.

Y esas emociones si no han sido trabajadas, las vamos llevando a cuestas. Como el efecto de una causa: significado de la palabra Karma.

Luego comenzamos con enfermedades somáticas, pensamos que las soluciones nos las pueden dar otras personas y buscamos afuera. Otras personas sólo pueden ayudarnos a mirar y aprender a buscar adentro, en el lugar en donde TODO ESTÁ.

A la luz del volver a vivenciar sucesos en otras vidas, con una intención de búsqueda que nos lleve hacia la comprensión de estas experiencias, rápidamente nuestra psiquis, nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestras emociones se van sanando solas, y nuestra vida paulatinamente comienza a despejarse.

Es necesario que la persona que aborda este trabajo, comprenda que no es posible comenzarlo con limites de tiempo. Son necesarias la mayor parte de las veces, vivenciar muchas de nuestras vidas pasadas, para adquirir comprensión, conocimiento y sanar esta vida.

Nuestra vida es la decisión o decisiones que tomamos antes de nacer, hemos elegido la vida a vivir, la familia, el lugar y las condiciones existentes allí, para la evolución de nuestro SER, (si bien muchas son las veces que somos aconsejados, conducidos y acompañados amorosamente a hacer una determinada elección que nos resulta difícil). Hemos traído un bagaje de experiencias de otras vidas, que entran en el olvido normalmente a partir de los 5 años de edad.

Y constantemente estamos decidiendo, seamos conscientes o no, de ello. Es menester que seamos conscientes de estas decisiones para que den el fruto que alimentará nuestra vida de hoy. Así también, la calidad de los acontecimientos de nuestra próxima vida, dependerán de lo que trabajemos y nos elevemos en ésta. (Cualquiera sea el trabajo interior que hagamos para el crecimiento y la evolución de nuestro SER).

Las experiencias del Espacio entre las Vidas, es de tal grandiosidad y sacralidad que la conmoción que nos nutre en tal vivencia, tiene el poder de sanarnos de gran cantidad de toxina psíquica ocasionada por las emociones negativas, tales como la desesperanza o la vanidad, o el ego, o resentimientos hacia la vida u otros. Tal grandiosidad nos transmite el certero sentimiento de ser una partícula unida a millones de partículas que conforman un UNO inseparable. Sin embargo cada partícula trae sus propias y personales decisiones para su evolución.

“Para explorar el Río del Alma, de dónde o en qué orden has venido, el mundo cotidiano debe dejarse muy atrás. Entonces, sólo entonces, mediante la concentración, el relajamiento, la diligencia y la paciencia para esperar los resultados, es posible buscar y sujetar el conocimiento y la sabiduría del Trayecto de Alma y de la vida entre las vidas”.

Del Profeta Zoroastro

Sorprende que hasta ahora nadie hubiese sentido curiosidad por adentrarse y estudiar esta ‘región’ del mundo más allá del recuerdo ordinario de la vida. Pero, en todo caso, todo llega y Michael Newton fue el ‘encargado’ de iniciar esta exploración. Es de esperar que en un futuro próximo otros investigadores se dediquen a explorar esta región, y que sus hallazgos puedan ‘confirmar’ de alguna manera los sorprendentes e interesantes datos de este investigador pionero.

Él aborda diferentes aspectos relacionados con este ‘estado entre vidas’. Se trata, por ejemplo, el tema de la ‘despedida’ de seres queridos cuando ocurre el deceso (contactos a través de sueños, por ejemplo, para reconfortar a las personas queridas que se quedan aquí). También se aborda el concepto del ‘grupo de almas’, un conjunto de ‘almas afines’ que la persona que abandona este mundo reencuentra en el mundo espiritual – y que por otro lado también han formado parte de su entorno personal en la vida en la tierra (hermanos, parientes cercanos, amigos íntimos, personas relevantes…). Estos temas no dejarán de resultar ‘familiares’ a diversas personas… No es extraño, por ejemplo, que una persona ‘crea’ haber tenido contacto con un familiar recientemente fallecido (a través de sueños, intuiciones, sensaciones), a pesar de que estos hechos no sean compartidos abiertamente con otras personas por miedo a ser ‘tratados’ de ingenuos o chiflados… O el hecho de ‘reconocer’ que determinadas personas que encontramos en este mundo nos resultan especialmente afines, ‘familiares’ o relevantes – casi como si las conociéramos desde hace mucho tiempo… Y en esto, quizás, Michael Newton resulta especialmente significativo, pues ayuda a dar ‘forma y entendimiento’ a determinadas impresiones insólitas que podemos tener en esta vida.

También nos encontramos con el ‘Consejo de Mayores’, una especie de sociedad o tribunal de seres sabios que nos ayudan a comprender o ‘juzgar’ las acciones y decisiones en nuestra vida pasada. Aquí también encontramos resonancias con lo expuesto en diversas religiones (minoica, egipcia o cristiana): el tribunal de los muertos, el juicio del alma… Sólo que, aquí, el autor del libro nos presenta a estos seres como entidades iluminadas y compasivas, que si bien juzgan con rectitud y serenidad, también lo hacen desde el amor y la comprensión.

Otros aspectos abordados por Michael Newton son: los guías, los niveles de ‘evolución’ del alma, o el proceso de elección de una nueva encarnación, además de otros temas siempre de suma importancia e interés.

Una de las cosas curiosas que él menciona es que estas ‘sesiones’ de regresión a la ‘existencia entre vidas’ suelen resultar más terapéuticas para sus pacientes que las sesiones de regresión a vidas anteriores… En cierta manera las regresiones ‘clásicas’ tienen un propósito de ‘sanar’ o reconocer antiguos ‘traumas’, mientras que el conocimiento de este ‘universo espiritual’ entre vidas puede aportar el conocimiento que la vida en este planeta tiene un ‘propósito’ más amplio que el que imaginamos (ofrece una seguridad, un sentido y una perspectiva más global).

 

De mi parte, María Cristina Catuara, quiero aclarar al público que me lee, que estoy plenamente de acuerdo con lo que explica este interesantísimo hombre, Michael Newton, pues yo misma he vivido todo lo que él dice en mis propias vidas pasadas, además de haberlas escuchado de boca de mis pacientes.

Temática de seminarios intensivos para el aprendizaje de los principios de terapia de vidas pasadas

Seminarios Prácticos y Vivenciales.

Primer módulo:
Diagnósticos:
Cuestionarios sobre la salud psíquica y física del paciente.
Cuestionario sobre la infancia del paciente.
La hipnosis consciente.
Algunas variantes sobre la hipnosis consciente.
La nota de la voz y las emociones de quien conduce.
Primeros ejercicios básicos de conducción a una vida pasada
Ejercicio vivencial:
Un regreso al momento anterior al nacimiento.

* Son múltiples y variadas las formas de abordar la hipnosis consciente.
Se puede llegar a ese estado desde una relajación de la mente, emociones y cuerpo. Desde la respiración. Desde solamente la calma de la mente. Etc.

Lo importante es llegar al estado en el cual el sentido de identidad personal se pierde momentáneamente. Sin embargo el sujeto no deja nunca de tener una alerta interior necesaria para llegar mas allá de una realidad tridimensional que lo llevará a conocer los caminos de su Alma, la razón de sus bloqueos, y mucho más.

Ese otro mundo al cual se accede bajo esta hipnosis, “desde muchas y diversas formas, múltiples variantes, tales como el dolor de una parte del cuerpo”, es tan radicalmente diferente, que el lenguaje no alcanza a expresar su verdadera belleza y esencia.

La responsabilidad del guía es enorme y vital para el crecimiento del paciente. El guía debe asegurarse que aquello que “sale por su boca”, LA NOTA, carezca completamente de cualquier emoción de carácter negativo.

Es importante recalcar que bajo hipnosis consciente, el sujeto siente y sabe siempre en donde está y jamás pierde su voluntad.

Segundo módulo:
Más sobre la hipnosis consciente y sus variantes.
Más sobre ejercicios de conducción.
La vida: (Bosquejo)
Ejercicio vivencial:
Un regreso al momento del nacimiento.

* Las variantes dependen de la naturaleza del sujeto. Las formas con las que él trabaja mejor. Pero, de todas maneras estas formas múltiples de llegar a vivenciar vidas pasadas se pueden encarar desde el conflicto del sujeto, habiendo ya el guía, obtenido una vasta información sobre la condición de la vida actual del paciente. De manera que se puede encarar desde un dolor del cuerpo, o de las emociones, o recuerdos persistentes, o una pregunta.

Más en Reencarnación - Muerte
Psicología de la Muerte

La muerte es un aspecto de la vida de una significación profunda y en todas...

Cerrar