ankIntroducción:

En este trabajo expongo de manera sucinta consideraciones sobre el origen, nombres, significados, materiales y formas del símbolo Ankh. Se indaga y describen brevemente los principales artefactos sagrados que usaban las divinidades y los faraones en los ritos de pasaje e iniciación, para protección de fuerzas invisibles, para acceder a otros planos dimensionales de manifestación, etc. Se examina el estrecho nexo de la cruz Ankh con el electromagnetismo y algunas de sus aplicaciones en el Antiguo Egipto, así como su rol como antena cósmica y como acelerador de partículas subatómicas, los llamados taquiones; y se hace referencia a sus usos y efectos.

Quizás lo mas importante de esta presentación sea mi contribución – sobre la tecnología Ankh que empleo en la sanación, atenuación y alivio del dolor y en los valiosos testimonios que se entregan; todo se hace con el apoyo de la radiestesia y la radiónica.

También se abre una ventana que conecta a la cruz con el misterio del electromagnetismo oficial, espiritual y la meditación egipcia.

Al final de este trabajo lanzo un desafío cordial a los creyentes ankhianos para tratar de delinear y completar, con abordajes creativos y contenidos científicos comprobados, el gran marco de referencia de las Ciencias del Ankh, cuyo esquema inicial propongo. Espero muy sinceramente que las referencias y bibliografía sean útiles en su búsqueda al ankhiano de corazón.

todo lo aquí contenido es verdad; quien tenga oídos para oír, que escuche…

Primeras Investigaciones

Al igual que muchas otras personas, desde hace muchos años siempre sentí una poderosa atracción y curiosidad por la cultura egipcia en general y por la cruz egipcia Ankh en particular. Me considero muy afortunado que, en los últimos tiempos, se me hayan dado las condiciones adecuadas para poder estudiar y aplicar la tecnología Ankh, lo cual me ha permitido comprobar la existencia de una gran cantidad de material escrito sobre este tema (libros, artículos, monografías, reseñas etc.). En efecto, se ha vertido mucha tinta sobre el Ankh y constato que en la gran mayoría de los casos se repiten demasiado las mismas ideas y temas básicos indicando que casi todo lo conocido hasta hace poco tiempo está basado en creencias y supuestos. En mi caso, espero no contribuir demasiado a la redundancia denunciada.

Mi primer acercamiento al tema Ankh es reciente y se lo debo a la lectura del libro de título Iniciación. (1) Esta obra está escrita como novela e intencionalmente, hasta donde fue posible, se evitaron los nombres egipcios para permitir su lectura de manera fluida. Trata de las enseñanzas del Sumo Sacerdote Ptahhoptep (Ptah es Dios) y de la iniciación de la hija del faraón. En una sección del libro se relata un caso increíble de sanación, utilizando la llave de la vida; se narra la casi resucitación y total recuperación de un adolescente rescatado de un naufragio. Debo confesar que esta historia me impresionó.

La información y conocimientos que he logrado hasta la fecha respecto del Ankh los he obtenido mediante mis deambulaciones no náuticas navegando en los océanos del Internet, con el estudio de diversas publicaciones, con la experimentación radiestésica y radiónica, con la práctica frecuente de la sanación (en lo que atañe a la atenuación y alivio del dolor físico, moral y espiritual) y, muy en especial, gracias a los aportes de personas con facultades de canalización espiritual.

Considero que la importancia de este trabajo estriba en la íntima y muy estrecha correspondencia que descubrí al asociar los tres conceptos centrales: símbolo/cruz Ankh, electromagnetismo y taquiones. Los taquiones son partículas subatómicas que viajan a velocidades superiores a la velocidad de la luz. Podríamos soñar y pensar que los taquiones cabalgan a horcajadas sobre la energía que proyecta la cruz Ankh, generando condiciones adecuadas y grandes posibilidades de sanación y bienestar para la humanidad.

Declaro que lo planteado en este trabajo se basa y justifica por los excelentes resultados obtenidos mediante la praxis cotidiana y frecuente de la sanación de diversas patologías dolorosas.

Origen, nombres, significados, materiales y formas del símbolo Ankh

Desde hace mucho tiempo al símbolo Ankh se le asocia con el Antiguo Egipto, lugar donde se presume fue creado, aunque el tema de su verdadero origen se debate hasta el día de hoy entre los egiptólogos. Lo cierto es que los egipcios lo reverenciaban principalmente como un símbolo espiritual, mediante la práctica de la llamada meditación egipcia, Neb-Ankh.

El Ankh es la denominación de la cruz ansata de los antiguos que ostentan en la mano de Thot o Path, en los monumentos egipcios; es la cruz presente en la divinidad.

El origen primigenio y verdadero de la cruz Ankh y de otras cruces- como la cruz Cristiana, la cruz de Malta, la cruz Tau, etc.- se pierde en la oscura nebulosa de los tiempos. La pista de esta cruz aparece en el período de las primeras dinastías de Egipto y se le encuentra en muchas obras de arte y bajorrelieves relativos a dioses y faraones.

Este símbolo tuvo una influencia muy poderosa en diversos períodos dinásticos de Egipto como un ícono que poseía poderes sobrenaturales o místicos, particularmente en la Era del Cristianismo Copto.

Es muy probable e interesante considerar que el origen del Ankh se encuentre en la astronomía y muy especialmente en los eclipses solares. En efecto, a comienzos del siglo XX, en el diario The Sun, un astrónomo profesional informa que en el eclipse solar total visible en las Rocky Mountains de los EE.UU., la corona o halo solar mostraba la clara disposición de una estrella cuadrilátera o de cuatro puntas. También se señala que dicha corona puede variar de forma por diversas causas.

Asimismo, en el libro de Flammarion Astronomie Populaire aparece un grabado que muestra el eclipse solar total del día 29 de julio de 1878, con una corona que presenta una estrecha semejanza con la cruz Cristiana crux immissa- y muy en especial con la cruz Ankh. (2)

Al ícono o emblema del símbolo/cruz Ankh se le conoce con diversos nombres: cruz Ankh, cruz egipcia, cruz de la vida, cruz ansata, la llave del Nilo, cruz copta, cruz cíclica, cruz de Isis, etc.

La figura del Ankh es una de la mayor transcendencia en la antigüedad egipcia puesto que emerge en casi todas las épocas: sobre la cruz Tau ( cruz mocha, a la que le falta el vástago superior), que representa al ser humano, aparece una bóveda (argolla, anillo), que representa la bóveda celeste. Es el hombre bajo la inmortalidad del cielo y así sugiere la vida eterna. Es una figura antropomórfica, hombre con los brazos extendidos, profecía precursora del Cristo en la cruz. (3)

Ya en el instante de la Creación el poder divino lleva el Ankh en la mano, abre las puertas del año, preside e inaugura las ceremonias rituales asociadas con la vida, la muerte y la vida después de la muerte. El Ankh es símbolo de vida y de vida eterna, conecta al tiempo de los humanos con la eternidad. Se asemeja a una llave y se le considera la llave de la vida eterna después de la muerte. Lo usaban los dioses, diosas y sus representantes.

Al profundizar en la geometría y el significado de la cruz Ankh emerge la idea que su bóveda superior se corresponde con el tiempo cíclico; que su brazo horizontal, barra atravesada o patibulum se corresponde con el tiempo rectilíneo (pasado, presente y futuro) y que el trazo vertical inferior o tallo se corresponde con el inferus, la estancia de los muertos. Es casi inevitable percibir una increíble y clara convergencia entre la bóveda, el patibulum y el inferus y sus implicaciones. Así, el tiempo cíclico círculo de la vida y del tiempo divinos, con carácter cualitativo – recorre la horizontal patibularia tiempo lineal, con carácter cuantitativo… con un ahora inasible. La sacralización del tiempo, vale decir, su inmutabilidad sagrada y su eternidad implica el recomenzar de un nuevo día, año, zodíaco, etc.

A cada una de las tres partes de la cruz también se le asocian otros significados distintos a los ya expuestos, a saber:
Argolla: representa a los tres chakras (centros energéticos) superiores o espirituales del ser humano, que constituyen su parte divina; también expresan los principios divinos femenino útero, diosas de la naturaleza- y el universo divino.
Tallo: esta línea vertical representa a los cuatro chakras físicos inferiores; también expresan los principios masculinos falo – y los dioses.
Barra atravesada: representa la división entre lo masculino y lo femenino en todos los aspectos de la vida y su necesario equilibrio de la polaridad entre los dos.

Los egipcios usaban al Ankh como amuleto para la buena suerte y para la protección contra la mala suerte y las energías negativas. Por mi parte, considero que el Ankh es un talismán, o sea un amuleto activo o talismán energético. En realidad es el talismán más poderoso que se conozca; superior al anillo Atlante. En la sección del Electromagnetismo se proporciona una teoría que explicaría el funcionamiento de la cruz Ankh como talismán.

Al Ankh se le atribuían poderes para controlar el flujo de agua subterránea del río Nilo. ( al igual que la llave en un grifo de agua) .

Se han encontrado cruces egipcias fabricadas con muy diversos materiales y combinaciones de estos; como los siguientes:
Metales: oro, plata, cobre, etc.
Aleaciones: bronce (cobre con estaño), latón (cobre con cinc), peltre (cinc con plomo y estaño), etc.
Piedras preciosas y semi-preciosas.
Piedra, madera, barro.
En la meditación egipcia se alude al Ankh de luz.

En lo concerniente a las formas del símbolo Ankh se establece que no existe un solo diseño de este y que, al contrario, se dispone de un patrón único o modelo básico del cual se derivan diversas formas, con múltiples variaciones, según sean los objetivos a alcanzar o la inspiración del artista. Esta forma es importante en la meditación egipcia.

El misterio del Ankh y el Electromagnetismo

Cuando comencé a indagar sobre la historia del electromagnetismo, ya disponía de un bagaje de conocimientos que me habían sido impartidos durante mis estudios humanísticos primero y de ingeniería después. Sin embargo, cuando estudié el libro The Ankh: African Origin of Electromagnetism, pude darme cuenta que muchos de mis conocimientos estaban errados puesto que se basaban en una multitud de inexactitudes y mentiras. (4)

En la obra señalada se plantea con fundamento que el origen del electromagnetismo no fue descubierto por los europeos, conocimiento actualmente aceptado. En realidad el tema ya había sido aplicado en el Antiguo Egipto 5.000 años antes del invento del condensador eléctrico ( jarra o vaso de Leyden ) en el año 1742.

La misma obra ya citada también se explaya en la gran cantidad y variedad de artefactos egipcios antiguos sagrados encontrados y su correspondencia con nuestros modernos artefactos y circuitos electromagnéticos. Citaremos solo algunos ejemplos importantes con sus nombres en inglés, en español, simbolismo y circuitos eléctricos correspondientes, a saber:

…the Ark of the covenant el Arca de la Alianza
condensador eléctrico…
…djed…pila voltaica…batería eléctrica…
…uraeus…ureo…serpiente cobra protectora…oscilador…
…scepter…cetro de poder…vara de poder…antena dipolo…
…ankh…oscilador de alta frecuencia…

…El Arca de la Alianza… Un condensador se construye colocando un material eléctricamente aislante – como madera, vidrio u otro entre dos láminas de metal. Las urnas sagradas destinadas a la protección de los objetos sagrados que ahí se almacenaban eran construidas como condensadores que luego se cargaban eléctricamente. Cuando el Arca estaba así cargada podía ser letal si se le tocaba.

El voltaje necesario para cargar el Arca lo provee la diferencia de potencial eléctrico atmosférico existente entre el cielo y la tierra. La gradiente eléctrica sobre la tierra es de unos 60 a 100 voltios por metro en buen tiempo y aumenta de 6.000 a 12.000 voltios por metro en un régimen de tormenta. El Arca se instalaba usualmente en lugares altos naturales o artificiales (pirámides) para aprovechar este efecto.

Los antiguos egipcios fabricaban artefactos sagrados con maderas preciosas revestidas de láminas de oro. El Arca de la Alianza es, quizás, el mas famoso de esos artefactos. Era una caja de madera de acacia revestida de láminas de oro fino, donde se guardaban las tablas de piedra (en las que se había grabado la Ley), el maná o ambrosía y la vara de Aarón. (5)

Más en Radiestesia
Electrosmog y Geosmog

Contaminación Electromagnética en el Hábitat. Contaminación de Origen Telúrico en el Hábitat. Estrés y Depresión...

Casas que Matan

Paradójicamente, el hombre es el ser más indefenso de la Creación: no tiene caparazón, ni...

Cerrar