Apúrate despacio,
sin prisa y sin pausa.

Y cuando llegues a la cumbre
de la montaña, sigue subiendo.

Probervio Zen
Más en Reflexiones
Benditas seas tú, áspera Materia

Bendita seas tú, áspera Materia, gleba estéril,dura roca, tú que no cedes más que a...

Al Ruido de la Campana

Al ruido de la campana que resuena en la noche silenciosa yo me despierto de...

Cerrar